Recuerdos de la IV Cabalgata de las Haciendas Pulqueras del estado de Hidalgo.

El pasado 23 de octubre del año del Señor 1999 se llevó a cabo la 4ª Cabalgata por las Haciendas pulqueras del Estado de Hidalgo, organizada por el Gobierno del Estado de Hidalgo, la Asociación Mexicana de Criadores de Caballos Arabes y la Asociación de Propietarios de Haciendas Hidalguenses.

A las diez de la mañana de ese día partieron de la Hacienda de Montecillos, propiedad de los hermanos Cortes Blancas los jinetes hacia la Hacienda de Tochatlaco de la familia Aldazoro, como primer tramo de la ruta a seguir. Este contingente estuvo formado por cerca de noventa caballistas, guiados por los charros de la Asociación de Charros de Montecillos, que eran capitaneados por Benito, Miguel Angel y Marco Antonio Cortes Blancas, también iban 40 charros de la Asc. Nacional de Charros y 15 de la Asc. de Charros del Pedregal.

El entusiasta grupo fue recibido por el “Chato” Aldazoro y su familia en su ancestral Hacienda y ahí pudimos saludar a los organizadores de este evento, el Lic. Javier Gaxiola,  Mateo Linaza, Roberto Zuñiga y José Antonio Escandón G. Los participantes y sus acompañantes, que llegaron en autobús, pudieron visitar Tochatlaco guiados por los miembros de la familia Aldazoro, quienes además  tenían preparado un sin numero de aguas frescas para el evento. También saludamos a Manuel Laborde y a Pilar Barroso, su esposa, a Alfonso y Santiago de Robina, a Arturo Meza y a las familias Enciso, Gavaldón, Anaya y González. En este lugar se unieron otros jinetes, como Francisco Martín del Campo y Manuel Cervantes Omaña que venían, a caballo, desde Tecajete. El grupo salió 45 minutos después habiéndose juntado 129 jinetes, el contingente más grande que se haya reunido para estas cabalgatas.

La siguiente parada fue en la Hacienda de Arcos, propiedad de la familia González, representada por Miguel Angel y Felipe, quienes  recibieron con una deliciosa barbacoa, refrescos y cervezas, ahí llegó otro grupo proveniente de Tecajete, conformado por Gonzalo Escandón, Jaime Palomino, Mauricio Estainou jr. y Octavio Meiran, quien fuera afamado referi de box y gran aficionado al caballo. Aquí saludamos a otros miembros de la familia González, a Jaime Villarreal, a Carlos  y a Manuel Gavaldón, a la familia del Valle, a Gaby Echave, a Inés Gómez de Parada y a Tere Escandón de Cervantes. Llegando de España bastante desvelados, a Luis y María Corella. También andaban por ahí Carlos Caraballo y su esposa Pat, quienes no fallan a estos eventos, a Hugo Pulido e Illian, Marcela García Aguilar e Itziar Perdomo.

De ahí se salió hacia Zempoala para llegar a la Casa Grande propiedad de las familias Enciso y Gavaldón, donde fuimos recibidos por Marisa, la esposa de Raúl Enciso y por sus hijos Luis, Rodrigo y Jorge. En esta antigua y tradicional casona saludamos a Amparo, la mujer de Mateo Linaza, a Paco Anaya quien en lugar de caballo, siempre llega en su Ford “T”, con Tere su esposa, también estaba Norma Cortes, fina y guapa charra quien en esta ocasión no pudo acompañarnos por su problema de cuello.

Ya para esta hora, las tres y media de la tarde el contingente estaba urgido de llegar al punto de la comida, así que se tomo el camino a Tecajete, pasando por alto el ir a la Hacienda de Santa Rita el Sauz propiedad de Manuel Rincón Gallardo, debido al retraso que se llevaba. Alrededor de las 4:30 de la tarde se estaba arribando a la Hacienda de Tecajete propiedad de la familia Escandón, siendo recibidos por los anfitriones José Antonio Escandón Gomez y Tere Septién de Escandón. En el jardín principal de la Hacienda se llevo a cabo la comida que consistió en cazuelas de guisados para tacos, caldo de borrego y arroz. En esta hacienda llegó Joaquín Lascurain y su familia, estaban ya esperando a los demás Jaime Escandón y Manuel Yano, hacendado del vecino Estado de  Tlaxcala. Alrededor de las seis de la tarde se soltó el frío y también se dio paso a dos peleas de gallos con partidos, amarradores y soltadores de la zona. Después de  esto los charros de la  ciudad de  México  embarcaron sus caballos y regresaron al D. F., mientras que los demás jinetes de México fueron a pasar la noche a Pachuca.

Al día siguiente se tenia organizada una carrera de caballos, de resistencia, con un recorrido de 20 Km, en un circuito de 5 Km aproximadamente entre las Haciendas de Venta de Cruz, propiedad de los Lascurain, los Olivos de Mateo Linaza y San José Tetecuintla de Paco Anaya, esta empezó a las trece horas. Para esto un grupo de 30 jinetes salió de Tecajete a las diez y media de la mañana con rumbo a la Hacienda de Venta de Cruz, en donde partiría la carrera. En este grupo iban Javier Gaxiola con su hijo Javier y su sobrino Arturo Ortiz, Carlos y Pat Caraballo, los de Robina, Gonzalo Escandón, José Manuel Septién Crespo, Luis y María Corella, Hugo Pulido y Manuel Cervantes Omaña, entre otros.

En la carrera participaron nueve caballos; “Whisky”, caballo palomino, propiedad de Javier Gaxiola, montado por Humberto Ortiz. “Shamir”, caballo tordillo propiedad de Paco Alcalá, montado por Catarino. “La Tuza” montado y propiedad de Ma. Luisa Islas. “Alducin” precioso garañón tordillo palomo de raza árabe, propiedad de la Hda. De Arcos, montado por Alberto. “Veirut” también de Arcos, montado por Manuel Cervantes Escandón, los siguientes tres caballos son propiedad de Arcos, “Atila montado por Luis Enciso, “Luzbel” magnifico tordillo acerado de raza arabe-polaco, montado por Andrés Peña, “Alqueña” montada por Domingo González Peña y por último “La Bruja” montada por Isidoro Peyron.

Hubo jueces de pista alrededor del circuito, que estuvieron verificando el paso de los caballos y el desarrollo de la carrera, intercomunicandose a través de radios portátiles para informar de la situación.

Los nueve bridones salieron demasiado rápido y se fueron en grupo compacto, al llegar a la primera curva, en la Hacienda de los Olivos, la silla del caballo “Veirut” se aflojo, volteándose, ocasionando que el jinete Manuel Cervantes Escandón cayera sobre su lado derecho, sin que el percance pasara a mayores. En la segunda vuelta los caballos “Alducin” y “Alqueña” quedaron fuera de la carrera por haberse lastimado. En la tercer vuelta “Whisky” y “La Tuza” dejaron la carrera por diversas causas. Solo terminaron la carrera: En primer lugar “Luzbel”, en segundo “Atila”, en tercer lugar “Shamir” y en cuarto lugar “La Bruja”. El tiempo fue de 38 minutos con 30 segundos, muy por debajo de lo que estas carreras toman, forzando demasiado a los caballos.

A este evento llegaron algunas otras personas como Juan Antonio y Germán Portilla con su familia, Manuel Rincón Gallardo y su hija Ana María, Jorge Cuevas y algunas gentes más. Después de este evento se sirvió la comida en el antiguo tinacal de la Hacienda de Venta de Cruz y al finalizar esta se entregaron los premios a los tres primeros lugares, así como diplomas, camisetas y cubetas conmemorativas para los participantes en la cabalgata y en la carrera. Ahora quedamos en espera de la 5ª cabalgata y su respectiva carrera. Gracias a Javier, a Mateo y a Roberto.