Hacienda San Diego Baquedano

 

La Hacienda San Diego Baquedano, fundada en el siglo XVII debe su nombre a San Diego de Alcalá uno de los santos más populares de la época colonial y Baquedano apellido vasco perteneciente a uno de sus primeros moradores.

El auge principal de estas construcciones tuvo lugar en el siglo XVIII, especialmente en la zona de Puebla-Tlaxcala, donde aún permanecen más de cien de ellas. Tuvieron un papel muy importante en la historia y economía de Nueva España y, en muchos casos, se especializaron productivamente: como ganaderas, agrícolas , productoras de añil , pulque etc.

El pulque constituyó una de las riquezas de Tlaxcala durante varios siglos y dejó para la posteridad la infraestructura de las grandes haciendas que hoy integran una ruta cultural de gran atractivo, entre ellas Baquedano que tiene aspecto de fortaleza, conformada en general, por un centro habitacional denominado “casco”. En él se encontraba la “casa grande”, donde vivía el hacendado con su familia, con comodidades y lujos; rodeado por altos muros protectores y torreones, edificios que forman una unidad, es decir que están integrados entre sí; agrupados en torno al  patio,al que daban la casa principal, así como las áreas administrativas, las trojes y tinacal; Incluye también una capilla, con acceso directo desde el patio. Las casas de los trabajadores, se situaban fuera de este núcleo principal, los establos y la huerta para la alimentación de los señores y sus dependientes inmediatos. Existen también los vestigios  de una pequeña escuela que allí yacía para los hijos de los empleados.

Actualmente el casco de Baquedano tiene una dimensión de 4 Hectáreas, y 200 hectáreas de labor en donde actualmente se sigue sembrando  jitomate, tomate, chile habanero, pepino,en invernadero; Maíz, trigo, cebada  y canola en tierras de temporal. Y también se cuenta con invernaderos donde se siembra jitomate principalmente.

Parte de la arquitectura de esta época se conserva gracias a que los hacendados, en vez de demoler lo que había y construir en su lugar, refuncionalizaban sus antiguas haciendas y agregaban algunas nuevas instalaciones, adaptándolas a las necesidades modernas.

En la actualidad, muy pocas de estas haciendas han sido reincorporadas a la vida actual y funcionan como residencias particulares, o bien, como pequeños albergues u hoteles, la verdad es que la mayoría de ellas, han caído en el olvido y en la indiferencia, razón por la que se encuentran abandonadas y, muchas de ellas, a punto de derrumbarse. Sin embargo, gracias al esfuerzo de algunos de los propietarios de estas haciendas, podemos vislumbrar que se aproximan vientos favorables dentro de las perspectivas futuras de estas históricas y maravillosas edificaciones.

Actualmente cuenta con 4 habitaciones para hospedaje y se renta para bodas y eventos especiales con o sin banquete , viajes en globo aerostático

Mapa

 

Dirección

 

Contacto